Saltar al contenido principal

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies.

Sobre la carta que ha recibido

En la carta encontrará los detalles de nuestra empresa (nombre, dirección y teléfono). También encontrará la información de su acreedor, número de referencia y cantidad pendiente de pago.
Cuando contacte con Intrum Justitia, por favor indíquenos el número de referencia que aparece en la carta para poder facilitarle la información al respecto. Si desea obtener más datos sobre la deuda, puede llamarnos al teléfono que aparece en la carta y uno de nuestros gestores le dará más detalles sobre el asunto.

Usted ha recibido un aviso de pago de Intrum Justitia porque uno de nuestros clientes tiene en su balance, salvo error u omisión, un saldo pendiente de pago en su cuenta y dicha empresa nos ha solicitado que gestionemos el cobro del mismo.
Es una práctica habitual que las empresas recurran a compañías de gestión de crédito y cobro como Intrum Justitia para gestionar sus cuentas a cobrar. Nosotros operamos como una extensión a sus funciones de gestión y lo que buscamos es resolver la situación de forma amistosa para ambas partes.
Intrum Justitia se pone en contacto con usted para solucionar esta situación lo antes posible. No atenderla de forma oportuna podría acarrearle consecuencias negativas.
De igual manera, si tiene cualquier duda o hay alguna variación en la información que ha recibido, póngase en contacto con nosotros en el teléfono indicado en la carta.

Sus datos de contacto nos los envía la empresa con la que tiene el saldo pendiente y solamente con la información correspondiente a dicha cuenta. Los datos se guardan con completa confidencialidad y una vez cerrado el caso en gestión, Intrum Justitia devuelve la información a su acreedor y la elimina de sus registros. En la prestación de sus servicios, Intrum Justitia actúa como "Encargado de Tratamiento" por encargo del cliente, de acuerdo con la Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal.

Una vez que procesamos su pago, informamos al acreedor de ello. Será entonces cuando transfiramos el dinero a nuestro cliente y cerremos su expediente.