Saltar al contenido principal

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies.

Pérdidas por impago en Portugal

Portugal acumula pérdidas por impagos que se sitúan en el 2,3% Informe Europeo de Pagos 2015 de Intrum Justitia

  • La morosidad del país vecino, que se traduce en 9.237 millones de euros, se sitúa en línea con las naciones del sur de Europa: España (2%) o Italia (3,7%)
  • Estas pérdidas provocan problemas de liquidez al 72% de las compañías portuguesas
  • El 72% de los empresarios portugueses admite haber recibido presiones para ampliar las condiciones de estos plazos de pago
  • Casi la mitad (45%) de las compañías en Portugal cree que podría contratar más empleados si se cumplieran los plazos de pago

Madrid, 23 de septiembre 2015-Portugal ha acumulado durante 2014 pérdidas por impagos que sitúan en el 2,3%, una cifra que se traduce en 9.237 millones de euros, según el Informe Europeo de Pagos 2015 elaborado por la multinacional sueca Intrum Justitia con datos recogidos entre febrero y abril de este año y que analiza el comportamiento de pago de  empresas en 29 países europeos durante 2014.  

Clasificación morosidad por país

Con el 2,3% de pérdidas motivadas por impagos, Portugal se coloca en términos similares a España (2%); con una situación mejor que Italia (3,7%), Francia (3,4%) o Alemania (2,5%) y en una clasificación donde Grecia es la única nación que supera el 10%, seguida por países como Letonia (9,9%), Serbia (9,4%) y Bosnia (7,9%), superando en más de siete puntos el ratio europeo (situado en el 3,1% y que se traduce en unas pérdidas de 289 miles de millones de euros). Los países que han sufrido menores pérdidas por impagos son Austria, Croacia (0.9%), Hungría, Dinamarca (1%) y Finlandia (1,1%).
Además, el 70% de las empresas portuguesas cree que este riesgo de impago se mantendrá estable en los próximos 12 meses, frente al 25% que asegura que se incrementará y el 5% que cree que disminuirá. Estos datos se aproximan al 34% de compañías francesas que vaticina que este riesgo aumentará o el 27% de empresas italianas, mientras que en España este porcentaje tan poco alentador desciende al 11%.
Hay que destacar que el 72% de los empresarios portugueses encuestados asegura haber recibido presiones para ampliar las condiciones de plazos de pago; una cifra similar a sus vecinos del sur de Europa (Francia 72%; Grecia, 66%; 83% en el caso de España) pero muy lejos del 40% de la media europea. 

A pesar de la actual aplicación de la Directiva sobre morosidad en la UE, los impagos siguen siendo una amenaza importante para el crecimiento y supervivencia de las empresas europeas. El 94% de las firmas portuguesas considera que los retrasos en los pagos están motivados por las dificultades financieras de sus clientes; el 44% también señala al retraso intencional del pago y el 40% acusa la ineficiencia en el área administrativa de sus clientes como una de las razones que causan estos retrasos.
Las consecuencias directas de los aplazamientos provocan, por ejemplo,que el 72% de las empresas de este país presente problemas de liquidez. Asimismo, el 62% de las compañías asegura que la morosidad genera una importante pérdida de ingresos mientras el 58% añade que estos retrasos impiden el crecimiento de sus negocios.
A todo esto se añade, según se desprende del Informe Europeo de Pagos, que el 45% de los empresarios de Portugal considera que podría contratar más si se cumplieran los plazos de pago. Los empresarios de Rumanía (86%), Alemania (75%) y Serbia (71%) son los que más confían en que una mayor agilidad en los plazos de pago repercutiría positivamente en las contrataciones. A nivel europeo, el porcentaje de compañías que cree que unos plazos de pago más eficaces haría posible contratar a más empleados se sitúa en el 32%: unos ocho millones de negocios.

Ante la pregunta de las precauciones que toman ante el riesgo de impagos, el 27% de los países del Sur de Europa, entre ellos Portugal, señaló que usan el pago previo como método de protección ante los retrasos, aunque cabe destacar que una de cada cuatro empresas no tiene en cuenta ninguna medida preventiva. Además, los países del Este de Europa son los que más se inclinan a utilizar alternativas financieras al crédito bancario (un 24% de los encuestados) mientras que de los vecinos del Sur, incluido Portugal, solamente el 12% afirma haber considerado bussiness angels, fondos de inversión o plataformas de crowfunding como opciones alternativas de financiación.
 
¿Es eficaz la Directiva Europea sobre la lucha contra la morosidad?
El estudio también analiza qué repercusión está teniendo la Directiva Europea sobre la lucha contra la morosidad: el 66% de los países de Europa del sur no ha notado ningún impacto desde su puesta en marcha y el 20% cree que sería beneficioso para el tejido empresarial que esta Directiva también regulara el derecho a reclamar los impagos por parte de los consumidores.
Impacto directiva europea

Sobre el Informe Europeo de Pagos 2015

El Informe Europeo de Pagos nace en 2015 y se realiza a partir de una encuesta simultánea por teléfono, correo postal y email, a miles de empresas (grandes, medianas y pequeñas) de 29 países europeos, entre febrero y abril de este año. Con este informe, Intrum Justitia ha diseñado una fórmula sólida para proporcionar una visión global de los riesgos de impago y de la vulnerabilidad existente en los mercados y empresas, con el objetivo de disponer de un mayor conocimiento sobre los comportamientos de pago y la salud financiera de las compañías en Europa.
Este informe trabaja con una nueva metodología en la que se recaban datos de un espectro más amplio de empresas al otorgar mayor relevancia a las pequeñas y medianas compañías gracias a la evolución de su papel en las economías europeas.
 
Sobre Intrum Justitia
Intrum Justitia es una compañía líder en servicios de gestión de crédito en Europa que ofrece servicios integrales, incluyendo la compra de deuda, con el objetivo de mejorar el “cash flow” de los clientes y la rentabilidad a largo plazo. Fundada en 1923, Intrum Justitia tiene 3.800 empleados en 20 países y cuenta con unos ingresos aproximados de 541 millones de euros. En España, tiene oficinas en Madrid y Barcelona y una plantilla de más de 300 empleados. Intrum Justitia AB cotiza en Nasdaq Stockholm desde 2002.
Para obtener más información, visite:
Web: www.intrum.es
Twitter: @IntrumJustitia_E