Saltar al contenido principal

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies.

Directiva Europea sobre Morosidad

El 83% de las empresas españolas indica que no ha notado ningún impacto de la ley

  • El 54% de los empresarios en España no conoce la directiva
  • El 86% no cargará los 40 euros adicionales ni los intereses a pesar de que la ley se lo permite
  • Un 42% cree que su empresa se beneficiaría si la ley también regulara los pagos de los consumidores finales

Cuando se han cumplido seis años de la entrada en vigor de la Ley Europea de Morosidad (16 de febrero de 2011) Intrum Justitia extrae un dato del Informe Europeo de Pagos 2016 que muestra que el 83% de las empresas españolas reconoce que no ha notado ningún impacto de la normativa en su actividad.
Algunas de las medidas contempladas en la normativa son la indemnización mínima por gastos de recobro de 40 euros por factura impagada. En el estudio de este año se analizó su repercusión en el tejido empresarial español, sin embargo, solo un 1% afirma estar usando alguna de ellas. De hecho, el 86% respondió que no utilizaban estos derechos y el 13% indicó que solo reclamaba en determinadas ocasiones.
Por otra parte, destaca la disparidad de opiniones de los empresarios españoles ante el beneficio que supondría que la ley también regulara los pagos de los consumidores finales: un 42% cree que sería positivo frente al 45% que considera lo contrario.
Estos datos son especialmente relevantes si tenemos en cuenta que, a pesar de la normativa y otras medidas como el plan de pago a proveedores, las empresas españolas mandan a pérdidas el 3% de sus ingresos anuales totales.