Saltar al contenido principal

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies.

Que los jóvenes controlen su economía

Cada vez son más los jóvenes que no tienen control de su economía doméstica, algo que Intrum Justitia está tratando de cambiar. En los dos últimos años, la empresa se ha reunido con cientos de alumnos de escuelas superiores para hablar con ellos sobre finanzas personales.

Un informe reciente de Intrum Justitia muestra que los jóvenes tienen menos control sobre sus finanzas que los adultos. El European Consumer Payment Report 2015 indica que es más común entre los jóvenes de 18 a 24 años tener facturas sin abrir o una mala visión global de su economía, fundamentalmente al comprar online o con tarjeta de crédito y no llevar un registro de los gastos. Las conclusiones de la encuesta están respaldadas por la información propia de Intrum Justitia.
“Hace poco más de dos años nos dimos cuenta que los jóvenes están teniendo dificultades financieras. Cuando hablamos con el Organismo Sueco de Cumplimiento (Kronofogden) nos dijeron lo mismo,” afirma Karolina Castillo, coordinadora de mercados en Intrum Justitia.

Sin embargo, el informe también demuestra que la juventud quiere aprender a manejar su economía. “Un par de años atrás decidimos tomar medidas concretas para revertir la tendencia,” dice Castillo. “Queremos lograr un equilibrio entre el gasto y el ahorro".

“Todo ello les hace pensar detenidamente,” cuenta Anna Halldin, una profesora de Ciencias sociales e Historia en la escuela superior Blackebergs de Bromma, al norte de Estocolmo.El resultado fue el Plan de Escuelas. Hasta el momento, Intrum Justitia ha reunído a 20 escuelas para hablar sobre economía doméstica. En el transcurso de unas pocas horas se les informa de las consecuencias de comprar online algo que no son capaces de pagar.

Ella concluye que el seminario posterior, en el que los estudiantes tienen que encontrar formas de organización de sus finanzas, ha dado a sus clases una dimensión extra: "No es un enfoque de libros de texto sino que es información de cada día, cuyos beneficios se ven de inmediato".

El objetivo en el inicio dele proyecto fue reunir cuatro clases y evaluar los resultados. Sin embargo, esta acción se extendió rápidamente y otras escuelas se mostraron interesadas en colaborar con Intrum Justitia. La iniciativa también ha saltado a los medios de comunicación locales y nacionales.

“La experiencia ha sido muy positiva,” afirma Castillo. “La mayoría dicen que están viendo algo totalmente nuevo ya que muy pocos consideran el crédito vía SMS una forma de financiación. Por supuesto, hay diferentes niveles según la madurez de los alumnos ya que también hay estudiantes muy cuidadosos a la hora de ahorrar".

"Es divertido ver cómo dan y reciben consejos entre ellos, obteniendo al final consejos útiles como "olvidar" la tarjeta en casa o sacar primero dinero del cajero para saber de cuánto dinero se dispone".


Información:

Plan de Escuelas iniciado en 2013
Dirigido a estudiantes de 16 a 19 años
20 escuelas participantes en el proyecto
Liderado por Intrum Justitia